Maldonado Clima: 19°C
Contacto:director@revistacero.com.uy

LA SALIDA AL JUEGO: “LA CÁRCEL, LA LOCURA O LA MUERTE”

9 noviembre, 2016

La ludopatía es una enfermedad compulsiva que se va pronunciando a medida que la persona va a jugar. Primero lo hace socialmente, después ya no puede dejar de jugar y cuando toca fondo es cuando busca ayuda. Hay tres salidas para esto: la cárcel, la locura o la muerte.

Quien se encarga de las relaciones públicas de Jugadores Anónimos San Fernando, que para la entrevista con Revista Cero se identificó como Adriana, dijo que el trabajo que realizan es “uno a uno. Entregamos folletos, hacemos entrevistas en todos los medios posibles para que la gente sepa a donde acudir cuando necesita ayuda”.

La realidad de los jugadores en Maldonado “es tremenda” dice Adriana y agrega que “afecta tanto a hombres como a mujeres”. En cuanto a la edad en la cual se inician los jugadores en la zona “es de 20 años en adelante, pero hay excepciones de menos edad”. Para muchos, tanto jóvenes como adultos, puede corresponder a una salida a la  rutina, o incluso a un problema económico.

Sobre lo que puede hacer un jugador para obtener recursos va desde “robar a la madre, estafar, llegar a la indigencia total, y la locura” dice Adriana. “La estafa termina en la cárcel, la locura al maniocomio y a otros los lleva al suicidio” señaló la relacionista a Revista Cero.

En otros casos se endeudan y dice Adriana que “empiezan con los créditos acá y allá y están tan sumergidos que llegan a lo que yo le nombré” el suicidio.

Detección:

Existen rasgos característicos que pueden ser claros síntomas de que se está ante un jugador compulsivo.

Según Adriana “la irregularidad del comportamiento, mentiras como decir que está trabajando y no está, llegan a cualquier hora, están irritables, nerviosos, síntomas que llaman la atención y cuando empiezan a llegar las cuentas, el familiar muchas veces ayuda al enfermo”. Pero otras  veces el enfermo  quiere ayuda y se pregunta “¿cómo lo dejo?”. Pero de acuerdo a lo indicado por Adriana “para eso tiene que haber una apertura mental, decir hasta acá mismo, sino cuando se quiere acordar el problema económico es mayor y la parte emocional es un mal constante”.

Alguien se transforma en un jugador compulsivo porque “tiene defectos de carácter y en el medio del placer y bienestar que da una sala de juego, la persona se va convirtiendo a esa manera” que luego se transforma en enfermedad.

A los grupos de ayuda concurren unas 20 personas y los interesados pueden obtener más información al 098 755 990.

Folleto:

Jugadores Anónimos San Fernando entrega folletos que dan cuenta de la problemática, allí se indica:

Que es el juego compulsivo:

Hay muchas y variadas interpretaciones a cerca del juego compulsivo. Un jugador compulsivo es descripto como una persona en la que el juego ha causado continuos y crecientes problemas en cualquier aspecto de su vida. La definición profesional es jugador patológico.

La enfermedad:

Las personas oprimidas por esta enfermedad crean muchos problemas aparentemente insolubles. Los problemas financieros también aparecen, pero son más frecuentes los problemas matrimoniales, legales o de empleo.

Algunos signos peligrosos:

Incapacidad para parar, ya bien ganando o perdiendo y constantes juramentos de abstenerse. Impaciencia con algunos seres queridos. Fantasía sobre “esta semana gano” para sobreponerse de las pérdidas de la semana pasada. Sueños con mayores ganancias. El descuido de las responsabilidades al concentrarse en las actividades del juego. Enormes vaivenes de humor. Escapes a otros vicios (alcohol, drogas, etc.). El eterno reclamo: No te preocupes por esto. La falta de interés en situaciones sociales. Ausentismo y tardanza en el trabajo. Antipatía con la idea de parar de jugar y creencia de que la vida sin juego es imposible.

Deje su comentario

Su correo NO será publicado. Los campos marcados con * son necesarios de ser completados

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.