Una policía denunció que un familiar le robó el arma de reglamento

En la pasada jornada la Magistrada Penal de 11º Turno dispuso la condena de un hombre de 22 años de edad, como autor penalmente responsable de un delito de hurto agravado a la pena de 10 meses de prisión con descuento de la detención cumplida, bajo el régimen de Libertad Vigilada, con las obligaciones de residir en domicilio específico, someterse al plan de intervención de la OSLA, obligación de presentarse una vez por semana en la seccional policial de su domicilio y los primeros 90 días arresto domiciliario nocturno.
El domingo una policía denunció a un familiar ya que le había sustraído el arma de reglamento.

Posteriormente, un equipo policial lo intervino en la vía pública, pero el hombre ya no tenía los efectos en su poder.
Tras ser derivado a una dependencia policial y realizarse los trámites de rigor, compareció en la Sede Judicial donde fueron dispuestas la medidas correspondientes.